Previous Next

Todos hemos sentido presión social alguna vez en nuestra vida, sin embargo,  como adultos tenemos la autonomía necesaria para defender nuestras ideas y priorizar la seguridad de nuestros hijos(as) por encima de aquello o aquellos de los que sentimos presión.

Hablemos sobre la presión social que puede existir para que los niños(as) "grandes" ya no usen booster (¿Qué son y para qué sirven?), para que viajen directo con el cinturón de seguridad o incluso sin ninguna protección....

¿A ti qué te presiona?

¿Te presiona el qué dirán,  el no saber qué hacer ante una rabieta,  el que tus hijos no sepan qué hacer ante los comentarios de sus amigos en el colegio, el que tus padres te digan “en mis tiempos ni se usaban y míranos, nada paso”? ¿Qué te hace sentir presión o incluso dudar de una decisión que estás tomando?  A cada uno nos presionas ideas o comentarios diferentes, sin embargo, al identificarlos es probable que encontremos una habilidad que nos falta fortalecer en nosotros mismos y muchas veces, también en nuestros hijos(as).

Entendamos que la presión tiene un polo positivo y un polo negativo:

  • La presión es ópositiva cuando nos mueve hacer una mejor versión de nosotros mismos y a tomar decisiones más efectivas. Por ejemplo, imagina que todos los amigos de tu hijo(a) viajan en booster y el tuyo no, te puedes sentir presionado para adquirir y usar uno para tu hijo(a).
  • Por el lado contrario, la presión es negativa cuando doblega tus valores, creencias, y conocimientos y te lleva a tomar decisiones no tan eficaces o a dejar en manos de otro una decisión importante (siendo que muchas veces ese otro no está listo para tomar esa decisión). Por ejemplo, si decides que tu hijo(a) deje usar booster sin estar listo(a) para evitar así comentarios respecto a tu decisión. Recuerda que la seguridad de los niños y niñas dependen de la decisión de los padres, y en el auto es tú decides cómo deben viajar. 

¿Alguna vez has hecho o dejado de hacer algo por presión social?

Muchas de las decisiones que tomamos están influenciadas por las personas que nos rodean, ya sean familia, amigos, compañeros de estudio/trabajo o incluso hasta de desconocidos. Indentificar una diferencia entre lo que piensan/hacen esas personas y lo que nosotros pensamos/hacemos puede llevarnos a sentir rechazo, a dudar de nosotros mismos e incluso a tomar decisiones que pueden afectar de manera significativa nuestra vida; como por ejemplo, decidir que nuestro(a) hijo(a) "grande" no use un booster a sabiendas que su vida e integridad física dentro del auto depende de ello. ¿Te ha pasado alguna vez con este u otro caso?

Si alguna vez has dudado de tu decisión sobre la importancia de usar booster yo te preguntaría...¿Qué tanto te presiona saber que depende de ti que tu hijo(a) "grande" viaje seguro y saber que puedes prevenir una tragedia si usa un booster? 

No dejes al azar su seguridad, recuerda que el no tener experiencias previas de accidentes no significa que no exista un riesgo cada que viajas en auto. Nosotros no controlamos lasdecisiones del resto de conductores, seamos la diferencia, parte de la solución y elijamos que nuestro hijos(as) viajen seguros(as). Nosotros somos los adultos, no cedamos ante la presión de los otros ( amigos, familiares,conocidos), seamos la fortaleza que nuestros hijos necesitan ante cualquier presión social.

La forma en cómo afrontamos los problemas o cómo tomamos decisiones será la forma como nuestros hijos(as) lo harán. Entreguémosles herramientas para la vida, situaciones como elegir usar o no un booster, son grandes oportunidades para aprender a fortalecer la resiliencia, a respetar y poner limites emocionales y a ser asertivos en sus elecciones.

La presión social siempre estará, somos seres sociales en relación constante con los otros y el problema de los otros es que son simplemente otros.

Sugerencias

  1. Infórmate con especialistas en el tema, el conocimiento nos da seguridad y a su vez responsabilidad. 
  2. Mantente firme en tus valores, creencias y acciones. 
  3. Enseña a tus hijos a colocar limites emocionales y respetar los límites de los demás, es la clave para evitar el acoso y abuso de los demás. 
  4. Entrena a tus hijos a afrontar los retos y obstáculos de la vida, la vida real que tus hijos un día enfrentarán como adultos. 
  5. Analiza junto con ellos las ventajas - desventajas de usar booster y evalúen lo qué es más valiosos para ustedes como familia. 
  6. Recuerda, invertir en la protección de tu hijo(a) le dará la sensación de protección y seguridad.



Munlimx Presión social

 

Psic. Gabriela Macías Cuevas

 

Contáctanos

 

+(52) 55 91 86 05 88 

contacto@munli.org

 México