Previous Next

Nuevos lineamientos de la AAP

Viajar a contramarcha el mayor tiempo posible

 

Diariamente miles de familias utilizan vehículos de motor para trasladarse de un lado hacia el otro. En México, al igual que en el resto del mundo, los accidentes de tránsito cobran la vida de miles de niños y niñas cada año; esto no solo repercute en el desarrollo de los países, si no también deja a miles de familias con pérdidas dolorosas.


Usar un autoasiento adecuadamente disminuye hasta en un 70% el riesgo de muerte o lesiones graves en niños y niñas, por lo que contar con lineamientos que guíen su uso es una tarea fundamental para salvar sus vidas.


En México no contamos con una institución que guíe el uso de autoasientos en el país, es por eso que retomamos los lineamientos de la Academia Americana de Pediatría (AAP) (de Estados Unidos) para promover el uso correcto de los sistemas de retención infantil en México.


En su última actualización respecto a los lineamientos del uso de autoasientos, la AAP recomienda que:

 

111110 NHTSA 402 v2 M 
  • Que los niños viajen a contramarcha el mayor tiempo posible, hasta alcanzar el límite de peso o estatura que indica su autoasiento. Esto incluye, virtualmente, a todos los niños menores de 2 años y a la mayoría de los niños de 4 años o más.
  
 111110 NHTSA 106 v1 M  
  • Una vez que lleguen al límite a contramarcha, los niños deben permanecer a favor de la marcha en un autoasiento con cinturón de 5 puntos hasta que alcancen el límite de peso o talla que indica el autoasiento. La mayoría de los autoasientos soportan 27 kg o más y hasta 124 cm.
 111108 NHTSA 379 v2 M  
  • Una vez que superen estos límites, todos los niños y niñas deben utilizar un booster (elevador/posicionador de cinturón) hasta que el cinturón de seguridad del coche les ajuste correctamente.
 111108 NHTSA 970 v1 M  
  • Una vez que superen el límite de peso o talla del booster y sean suficientemente altos y maduros para utilizar únicamente el cinturón de seguridad del vehículo deben utilizar siempre un cinturón de 3 puntos (nunca de falda).
  • Todos los niños menores de 13 años deben de viajar en los asientos traseros de los vehículos para su máxima seguridad

 

El cambio más significativo en estos lineamientos se encuentra en la recomendación relacionada con viajar a contramarcha. Al respecto, la AAP declara:


“ Para la política previa (2011) (http://bit.ly/2B788GJ) y reporte técnico (http://bit.ly/2OBXiOT), el comité de lesiones, violencia y prevención de envenenamiento de la APP revisó las 4 etapas de seguridad del niño pasajero: a contramarcha, a favor de la marcha, elevadores y cinturones de seguridad. Para cada etapa la mejor evidencia disponible era retrasar la transición lo más posible, hasta los límites de peso y talla recomendados por los fabricantes. La política mencionaba que los niños debían mantenerse a contramarcha hasta los 2 años.


La recomendación se basaba, en parte, en un estudio realizado en 2007 que encontró una reducción del riesgo de lesiones en niños de 1 a 2 años que viajaban a contramarcha en comparación de a favor de la macha (Henary B, et al. Inj Prev. 2007;13:398-402). Los hallazgos eran consistentes con las investigaciones en biométricas, simulaciones de choques y las experiencias de Europa, especialmente de Suecia, donde muchos niños viajan a contramarcha mucho más tiempo que en EUA.*


Mientras la recomendación “viajar a contramarcha hasta los 2 años” desencadenó muchas discusiones cuando fue publicada, su impacto en la política pública ha tenido beneficios. Desde 2011, los fabricantes de autoasientos han desarrollado productos innovadores que permiten a los niños viajar a contramarcha hasta que pesen 18 kg o más, virtualmente asegurándose que todos los niños puedan mantenerse a contramarcha mínimo hasta su cumpleaños número 2. Además, algunos estados promulgaron leyes que promovían el requerimiento de viajar a contramarcha más tiempo. **


Sin embargo, en 2016 un fabricante fue demandado después de que un menor de entre 1 y 2 años sufrió lesiones críticas en un autoasiento a favor de la marcha. El fabricante permitía a los niños de menos de 2 años viajaran a favor de la marcha, aunque recomendaba viajar a contramarcha hasta los límites de la silla. Como parte de su defensa, el fabricante contrató a un estadístico independiente para re examinar los datos del artículo publicado en 2007 junto con los datos de los años posteriores. Los hallazgos pusieron en duda el análisis original, sugiriendo algunas variantes metodológicas.


En 2017, la revista Injury Prevention declaró una “expresión de preocupación” (http://bit.ly/2w8M6ld) y una carta retractando el artículo de 2007 (http://bit.ly/2MicDY4).


Después, un contingente del grupo de investigación original desarrolló un re análisis robusto y encontró que mientras la tendencia de seguridad era superior al viajar a contramarcha vs viajar a favor de la marcha hasta los dos años, los datos eran muy pocos para alcanzar una estadística significativa (http://bit.ly/2w7qm9u).


Mientras que toda la evidencia apunta a una superioridad relativa al viajar a contramarcha, la Academia ha recomendado que todos los niños viajen en un autoasiento a contramarcha tanto tiempo como sea posible, hasta los límites de peso y talla que el fabricante establezca. Actualmente, ningún fabricante permite que niños menores de 12 meses viajen a favor de la marcha y muchos requieren que todos los niños menores de 2 años viajen a contramarcha.


Esta declaración de política incluye una decisión de algoritmo que ayuda a los practicantes a dar la mejor guía a las familias. Los puntos de decisión críticos ocurren para los niños menores de 4 años, entre 4 y 8 años y mayores de 8 años.


Para la mayoría de las familias, los hitos y transiciones son vistas como una luz positiva. La seguridad de los niños en el auto es una de las pocas áreas donde la siguiente etapa no es “positiva” y donde retrasar la transición es la mejor práctica. Es de total incumbencia para los profesionales de la salud proveer ayuda a las familias y cuidadores para hacer todo lo que puedan para proteger a los niños pasajeros, en cada edad, en cada etapa.”


Dr. Hoffman, a lead author of the policy statement and technical report, is chair of the AAP Council on Injury, Violence and Poison Prevention Executive Committee.

*Y mucho más que en México donde viajar a contramarcha es aún un tema desconocido por la mayoría de las familias
** En Estados Unidos, en México son pocos los estados que incluyen recomendaciones adecuadas respecto al uso de autoasientos.

Artículo original: http://www.aappublications.org/news/2018/08/30/passengersafety083018

Contáctanos

 

+(52) 55 91 86 05 88 

contacto@munli.org

 México

Últimas noticias