Previous Next

LATCH & ISOFIX

Qué es, para qué sirve y cómo usarlo

 

Para lograr un uso informado y sacar el mayor provecho de tu autoasiento, te compartimos qué es el LATCH/ISOFIX y para qué sirven.

La mayoría de los autoasientos tienen dos maneras de instalarse, usando el cinturón de seguridad o un sistema de anclaje propio del autoasiento conocido como LATCH o ISOFIX.

  • LATCH (Lower Anchors and Tethers for Children) es el nombre que pertenece a los estándares de EUA.
  • ISOFIX  es el nombre que pertenece a la normativa Europea 

En ambos casos se refiere a un sistema diseñado para asegurar el autoasiento al vehículo usando arneses o barras propias del autoasiento que se conectan con anclajes de metal que forman parte del vehículo.  Es importante recordar que tanto el cinturón de seguridad como el latch/isofix son sistemas que permiten una instalación segura, sin embargo, en algunos casos la facilidad de instalación que permite el latch/isofix representa una  mayor probabilidad de una instalación correcta y con ello una mayor probabilidad de un buen funcionamiento en caso de un siniestro; la mala instalación de un autoasiento disminuye su efectividad. Siempre revisa el manual de tu autoasientos y del vehículo para asegurarte de elegir el sistema adecuado a tus necesidades.

 

El latch/isofix se encuentra conformado por los siguientes elementos:

Anclajes

 Se utilizan para unir el autoasiento con el vehículo a través de los conectores.

  • Los anclajes inferiores/lower anchors son dos anillos de metal en forma de U unidos por una barra. Están ubicadas entre el asiento y el respaldo de los vehículos (a veces a la vista, a veces hay se encuentran ocultos). Generalmente los encontramos un par en cada uno de los asientos traseros de los costados (atrás del conductor y atrás del copiloto) y en algunas ocasiones en el lugar central.
  • El anclaje superior/top tether es un anillo o barra de metal  que se encuentra en la parte trasera de los asientos posteriores de los vehículos (respaldo, techo o piso)

 
latch

Conectores

  • Conectores inferiores: forman parte del autoasiento. 

Flexibles: consisten en una tira/arnés flexible que forma parte del propio autoasiento y que tiene un gancho al final de cada extremo, estos ganchos se conectan a los anclajes inferiores del vehículo. Existen diferentes presentaciones de los ganchos, en algunos casos consisten en una pieza de metal y en otros se encuentran con una funda plástica que facilita tu uso. 

Rígidos: son dos barras de metal con un gancho al final de cada una, los ganchos se conectan a los anclajes inferiores del vehículo. A diferencia de los conectores flexibles en los que es necesario tensar el arnés que conecta los ganchos, los conectores rígidos permiten una instalación más sencilla. 

Los conectores inferiores se pueden utilizar tanto para instalar un autoasiento a contramarcha (viendo hacia atrás) como a favor de la marcha (viendo hacia adelante). En la mayoría de los casos, al instalar un autoasiento nunca se deben de utilizar los conectores al mismo tiempo que el cinturón de seguridad, únicamente se puede utilizar uno de los dos sistemas.

Todos los autoasientos y vehículos establecen un límite de peso para poder usar los conectores al momento de instalar. La mayoría de los fabricantes de autoasientos solicitan un límite de peso de 29.5 kg que incluye tanto el peso del autoasiento como el del menor, actualmente los manuales de usuario de los autoasientos establecen el peso máximo del menor para instalar su autoasiento con los anclajes inferiores, una vez que ese peso es superado es necesario necesario instalar el autoasiento únicamente con el cinturón de seguridad.

Conectores LATCH e ISOFIX

 

  •  Conector superior (top tether): se encuentra en la parte superior del asiento y tiene un gancho al final que se conecta con el anclaje superior del vehículo.

El conector superior mantiene la parte superior del autoasiento pegada al respaldo del vehículo entre cuatro y seis pulgadas adicionales durante un choque. Esto significa que el movimiento de cuello y cabeza será menos pronunciado y por lo tanto menos peligroso y que es menos probable que el autoasiento y el menor impacten en el respaldo del asiento que está frente a ellos, o con la consola central (Klinich 2012). Si la cabeza de un niño impacta la parte trasera del asiento de enfrente durante un choque, es más probable que sufran lesiones en la cabeza y el cuello; estas lesiones pueden ser muy graves o mortales, por lo que reducirlas es vital (Arbogast 2004). Como beneficio adicional, debido a que el asiento se mantiene más atrás, los brazos y las piernas también tienen menos probabilidades de lesionarse debido al impacto con los asientos en la parte delantera.

toptether

 

Al momento de instalar un autoasiento a favor de la marcha (viendo hacia adelante), el anclaje superior se usa ADEMÁS de los anclajes inferiores o el cinturón de seguridad  (existen muy pocos autoasientos que permiten el uso del anclaje superior a contramarcha). A pesar de que no todos los fabricantes de autoasientos indican su uso obligatorio sí recomiendan enfáticamente su uso cuando el anclaje se encuentra disponible en el vehículo.

 Anclajes y conectores superiores

Recuerda que siempre debes leer el manual del vehículo y del autoasiento para asegurarte de estar instalando tu autoasiento correctamente. Cada asiento y vehículo es diferente, por lo que debes asegurarte de estar utilizando correctamente tu autoasiento. 

Cuando un autoasientos se encuentra correctamente instalado es igual de seguro independientemente del sistema de instalación que se utilice. Si tu vehículo no está diseñado para utilizar LATCH/ISOFIX puedes instarlo con el cinturón de seguridad. Por su parte, el uso del anclaje superior/top tether debe representar una prioridad, en caso de estar en búsqueda de un vehículo para comprar, asegúrate de elegir uno que lo tenga incorporado.

 Slogan

Psic Alma Cruz

Child Passenger Safety Technician (T758744)

 

Arbogast, K. B., Cornejo, R. A., Kallan, M. J., Winston, F. K., & Durbin, D. R. (2002, September). Injuries to children in forward facing child restraints. In Annu Proc Assoc Adv Automot Med (Vol. 46, No. 2, pp. 13-230).

Klinich, K. D., Manary, M. A., & Weber, K. B. (2012). Crash protection for child passengers: Rationale for best practice. The UMTRI Research Review,43(1), 1.

 

Contáctanos

 

+(52) 55 91 86 05 88 

contacto@munli.org

 México

Últimas noticias